EL PRIMER DIA DE LA CUIDADORA

Parece una cosa de sentido común, pero cada día nos damos cuenta de que es menos común de lo que pensamos. Cuando se incorpora una persona a trabajar en un hogar, como cualquier otro empleado, necesita una acogida donde se le indiquen de mejor o peor forma cómo tiene que trabajar, donde está cada cosa que pueda necesitar, qué tiene que hacer en general para luego organizarse a su manera y cuáles son las prioridades que hay que tener en cuenta. Y no digamos cuando su tarea es la de cuidar niños. Cuando se trata de limpiar es importante saber dónde está todo y qué es lo que hay que hacer, pero cuando con quien hay que trabajar es con personas, todavía es más importante preparar el espacio que el cuidador va a tener. Los niños y mayores son especialmente vulnerables a los cambios y a las novedades. Cuando la familia va a incorporar a un cuidador, es necesaria una preparación, como quien prepara un viaje o una celebración. Este hecho supone el respeto y el reconocimiento de las personas a las que hay que cuidar, en el sentido de tenerlas en cuenta y ponerse en su lugar. Se trata de que antes de que se incorpore la cuidadora (o el cuidador) se hable a los niños, según su edad, o a los mayores, según capacidad de entendimiento.
“Jorge, Sara, venid que mamá os va a contar una cosa importante para todos: hay una persona que va a venir a ayudar a la familia, que os va a cuidar y atender tan bien casi como mama y papá, que os va a bañar, a hacer la cena y a jugar con vosotros. Se llama Margarita y viene desde muy lejos, de un país que se llama Perú, cuando la veáis le preguntáis cómo es ese sitio. De ninguna manera viene para sustituir a papá y mamá, sino para ayudarles y cuidar de vosotros cuando no estamos los papás. Tenéis que hacerla caso y tratarla con respeto, porque mamá y Margarita hablan mucho y me lo cuenta todo…”
Con este pequeño discurso, se entienden muchas cosas, se ayuda a situar a la cuidadora en el hogar y se invita a que los niños (o en su caso los mayores) pregunten, protesten, se enfaden, se alegren…en definitiva, saquen sus emociones de una forma adecuada antes de que se presente la situación de una forma más comprometida, evitando desencuentros de última hora para todos.

Anuncios

Un comentario en “EL PRIMER DIA DE LA CUIDADORA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s